Es un procedimiento no invasivo para el rostro que combina en una misma sesión limpieza, extracción de impurezas y peeling. Se usan sueros de acuerdo a cada necesidad: antioxidantes, hidratantes, renovadores o antiacné para obtener una piel de aspecto fresco, saludable, radiante y brillante. Los resultados son inmediatos y es apropiado para todo tipo de pieles. Puede hacerse cada 2 o 3 meses.

 

RESULTADOS