Es un procedimiento donde se utiliza un aparato con múltiples agujas muy finas que se pasan sobre la piel en diferentes direcciones y penetran a una profundidad que varía entre 0.25 y 2 mm, a gran velocidad. Promueve la producción de colágeno en la piel y se puede usar para penetrar sustancias nutritivas, hidratantes, reparadoras, aclaradoras, antioxidantes, para mejorar la calidad y apariencia de la piel, cicatrices, pigementación, poros, arrugas, estrías rojas y cicatrices quirúrgicas.

Cuando es un tratamiento para mejorar apariencia de la piel se puede hacer una sesión cada mes por 2 a 3 meses y luego mantenimientos periódicos cada 3 meses.

En tratamientos de cicatrices o estrías, se requieren entre 1 a 5 sesiones con un intervalo mínimo de un mes entre las sesiones. Mientras más profundo se haga el tratamiento habrá más incapacidad, pero mejores serán los resultados.

 

RESULTADOS